You successfully added to your cart! You can either continue shopping, or checkout now if you'd like.

Note: If you'd like to continue shopping, you can always access your cart from the icon at the upper-right of every page.

Quantity:

Total:

Filters

Categories

El Rapto en Vista de Tabernáculos

La resurrección es el cumplimiento de la Fiesta de las Trompetas, y la "captura" de los santos es el cumplimiento de la Fiesta de los Tabernáculos. Dado que la mayoría de las enseñanzas sobre el "Rapto" no toma en cuenta los días de fiesta bíblica, este es un estudio muy valioso y diferente.

Category - Short Book

Capítulo 8

Las Vestiduras Sacerdotales y el Rapto

La ley divina revela Su plan en ambas la primera y segunda venidas de Cristo. Las fiestas en el séptimo mes del año hebreo (sept.- oct.) revelan el orden de eventos en la segunda venida de Cristo. Empieza con la resurrección a la fiesta de Trompetas, arrepentimiento de la Iglesia en el Día de Expiación y la gloria de Dios que aparece en la fiesta de Tabernáculos.  

En el primer día de Tabernáculos, los santos deben recibir sus tabernáculos de arriba que son inmortales. Entonces esto requiere siete días completos de purificación antes de que ellos puedan presentarse al Padre en el templo en el cielo en el octavo día de Tabernáculos, "en el último y gran día de la fiesta" (Juan 7:37).

Ser dado un cuerpo inmortal también se clasifica bajo la categoría legal de ser "renacido". Y por eso, la ley de la presentación del primogénito aplica aquí, como escrito en el Éxodo 22:29 y 30,

29 No demorarás la primicia de tu cosecha ni de tu lagar. Me darás el primogénito de tus hijos. 30 Lo mismo harás con el de tu buey y de tu oveja; siete días estará con su madre, y al octavo día me lo darás.

Con respecto a los hijos, éste es también el día de circuncisión. Bajo el Antiguo Pacto, los hijos eran circuncidados físicamente; bajo el Nuevo Pacto, sus corazones son circuncidados. La primera es una señal física de lo que Dios requiere; la  segunda es lo que Dios realmente requiere como un requisito previo a la presentación de los Hijos de Dios.

La fiesta de Tabernáculos lleva ocho días para permitir a los Hijos de Dios ser renacidos y para venir al momento designado de circuncisión y presentación en el Templo en el cielo. La ley requiere ni más ni menos que ocho días. La ley dice que los Hijos de Dios no pueden presentarse al Padre en cualquier otro día sino el octavo día--y en este caso debe ser el octavo de Tabernáculos, el último gran día de la fiesta.

Hay otra ley también aplicable a esto. Esos vencedores que son levantados de la muerte y esos vencedores que están vivos en ese fin de la era se unirán para gobernar y reinar con Cristo en la era de los Tabernáculos que viene. Apocalipsis 20:6 dice que "serán sacerdotes de Dios y de Cristo".

Es ninguna sorpresa, entonces, que en la ley de sacerdocio, toma siete días completos para consagrar a un sacerdote, y entonces ellos emergen para el ministerio en el octavo día, en el momento que la gloria de Dios se manifiesta. Vea el modelo en Levítico 8 y 9. Aarón y sus hijos tuvieron que entrar en el tabernáculo y permanecer allí durante siete días completos (Levítico 8:33). Entonces ellos fueron llamados en el día octavo (Levítico 9:1). El propósito de su salida del tabernáculo se día octavo en Levítico 9:4, "porque Jehová se aparecerá hoy a vosotros".

La palabra hebrea traducida "aparecer" es ra'ah que quiere decir ver o ser visto. Y por eso el versículo profetiza de la manifestación de los hijos de Dios, donde la gloria de Dios se ve en ellos, manifestada al resto de la gente. Y, de hecho, la gloria manifestó en ese momento, porque el fuego de Dios salió delante de Su cara [hebreo paniym] y consumió la ofrenda por el fuego (Levítico 9:24). Y el pueblo "se postraron sobre sus rostros" [paniym].

Esto profetiza del ministerio sacerdotal que es por venir a través del sacerdocio de Melquisedec. Empezará en el octavo día de Tabernáculos después de que han sido consagrados totalmente los Hijos de Dios y han recibido la circuncisión del corazón, y después de que ellos han sido presentados al Padre y dedicados a Él.

Su ministerio será por mil años en el gran Milenio Sabático que yo llamo la Era de  Tabernáculos. Bajo su ministerio, el Reino de la Piedra de Daniel 2:35 crecerá entonces hasta que llene la tierra entera. La gloria de Dios, como manifestada en el octavo de Tabernáculos, empezará a extender y cubrir la tierra como las aguas cubre el mar, como Dios juró hacer en Números 14:21.

Estos vencedores tendrán cuerpos físicos--cuando ellos deciden hacer así--pero no serán limitados a la tierra como nuestros corrientes cuerpos mortales requieren. Ellos tendrán los cuerpos como Jesús después de Su resurrección, que son "carne y huesos" (Lucas 24:39), pero también ellos podrán quitarse de esta ropa carnal y volver al cielo para atender al Padre en la ropa espiritual.

Esto se pinta en Ezequiel 44 en la profecía de los sacerdotes de Sadoc, que eran tipos del sacerdocio de Melquisedec. Ezequiel dice que ellos tendrán el acceso al Santuario para atender a Dios, mientras los otros sacerdotes sólo tendrán el acceso a las personas en "el atrio exterior" (es decir, el reino del cuerpo mortal). De este orden de Melquisedec, nosotros leemos en Ezequiel 44:17,

17 Cuando entren por las puertas del atrio interior, se vestirán con vestiduras de lino; no llevarán sobre ellos cosa de lana cuando ministren en las puertas del atrio interior y dentro de la casa.

Estos linos son las vestiduras inmortales que Pablo menciona en 2 Corintios 5:1-4. Ellos son un requisito para atender al propio Dios en el atrio interior del Santuario. Pero estos sacerdotes no se limitarán al atrio interior, porque nosotros leemos en Ezequiel 44:19,

19 Cuando salgan al atrio exterior, al atrio de afuera, al pueblo, se quitarán las vestiduras [lino] con que ministraron, las dejarán en las cámaras del santuario y se pondrán otros vestidos [lana], para no santificar al pueblo con sus vestiduras [lino].

Nosotros vemos de esto que estos sacerdotes podrán atender en ambos atrios, el interior y el exterior. El único requisito es que ellos tengan que cambiar los vestidos cuando ellos lo hacen. Ellos tienen que vestirse en las vestiduras espirituales cuando ellos atienden a Dios; y ellos tienen que vestirse en los vestidos físicos cuando ellos atienden a la gente en el atrio exterior.

Esto es lo que Jesús hizo después de Su resurrección. Los discípulos se reunían con puertas cerradas con llave, y de repente, Jesús apareció en su medio. Ellos pensaron que Él era un espíritu (Lucas 24:37), pero Él refutó esta suposición mostrándoles Sus manos y pies y por comer con ellos (v. 41).

Entonces después Él desapareció de nuevo. ¿Qué pasó? Él simplemente cambió la ropa y se volvió espíritu de nuevo. Siempre cuando Él aparecía en la tierra, Él tenía que ponerse "vestidos de lana" para que Él se pareciera como oveja de Sus pastos. Éste era un requisito legal en Ezequiel 44. Igualmente, era un requisito legal que Él atendiera a Dios en el santuario interior con vestiduras de lino, no de lana.

Como los sacerdotes de la antigüedad, Él tenía acceso a las vestiduras de lino en las "cámaras santas". No sólo el Sumo Sacerdote tenía tal acceso a esas vestiduras, sino también los sacerdotes que ministraban con Él tenían acceso a ellas. Así será con Cristo y los Hijos de Dios.

Los otros sacerdotes, sin embargo, como profetizado en Ezequiel 44:10-14, serán designados para atender a la gente, pero no tendrán acceso a las vestiduras de lino para atender al Padre directamente. Claro, tenga presente que la única razón que estos sacerdotes tendrán cualquier ministerio es porque ellos se arrepintieron durante los Días de Temor Reverencial y el Día de Expiación. Estos son las "insensatas vírgenes" (Mateo 25:2), los siervos opresivos (Lucas 12:45) y los obreros de milagros que dijeron a "Señor, Señor" pero Jesús no los conoció (Mateo 7:22).

En Ezequiel 44 ellos son identificados como sacerdotes que le enseñaron a Israel a adorar a los ídolos (del corazón). Ellos son representados por el tipo de sacerdocio de  Elí que fue reemplazado por Sadoc por los días de Salomón (1 Reyes 2:27,35). Éste es el contraste en Ezequiel 44: Elí contra Sadoc, quienes son tipos de las dos clases de sacerdotes al fin de la era.

Aprenda de esta diferencia, y usted sabrá mucho sobre calificar para el sacerdocio de Melquisedec y lo que lleva para gobernar y reinar con Cristo en la era por venir.